Reseña


Objetivo y FuncionesConsejo DirectivoOrganigramaFuncionarios Principales


Antecedentes

El Banco Central de Nicaragua (BCN)

De sus instalaciones

  Antecedentes

La primera Ley de Bancos en Nicaragua se promulgó mediante decreto legislativo del 27 de febrero de 1882, refrendado por el Presidente de la República el 6 de marzo y publicado en La Gaceta, Diario Oficial, N.º 11, del 11 de marzo del mismo año. Su objetivo consistía en regular la actividad bancaria y la emisión de moneda nacional, para la cual no existía monopolio, ya que todos los bancos podían ser emisores.

El 19 de enero de 1887 fue creado el Banco de Nicaragua, primer banco comercial del país. Inició operaciones el 23 de febrero de 1888, con facultad de emitir billetes. En enero de 1894 fue transformado en el Bank of Nicaragua Limited, con casa matriz en Londres; a partir del 20 de marzo de 1895 pasó a llamarse London Bank of Central America Limited.

En 1911 el Gobierno de Nicaragua firmó con las firmas Brown Brothers & Company y J. & W. Seligman & Company, de Nueva York, un convenio en el cual se acordó la incorporación de una entidad bancaria con participación accionaria nicaragüense, que funcionaría bajo las leyes de los EE. UU. Se procedió a la organización de dicha corporación mediante un acta del 3 de enero de 1912. Se denominó National Bank of Nicaragua, Incorporated o Banco Nacional de Nicaragua, Incorporado, el cual inició sus operaciones el 19 de agosto del mismo año.

El Banco Nacional de Nicaragua, además de realizar actividades propias de una institución bancaria, contaba con los derechos de franquicias y concesiones especiales y exclusivas. Fungía como agente fiscal y pagador del Gobierno de Nicaragua y como depositario de sus fondos, encargándose además de poner en práctica el plan monetario nacional y ser el emisor de billetes de banco. Es decir, desempeñaba las funciones de un Banco Central.

El 51 por ciento de las acciones del Banco Nacional de Nicaragua, Inc. se encontraban en poder de banqueros extranjeros. En septiembre de 1924 el Gobierno de Nicaragua las adquirió en su totalidad. Sin embargo, algunos financistas estadounidenses siguieron participando en la administración institucional.

El banco fue nacionalizado por completo en 1940, mediante un decreto ley, y se convirtió en patrimonio de la República de Nicaragua como ente autónomo de dominio comercial del Estado, con una Junta Directiva compuesta por nicaragüenses. El Banco Nacional de Nicaragua (BNN) tenía funciones de banca central, banco comercial, agrícola y de comercio exterior.

Hasta 1960, la política monetaria nacional estuvo encomendada a esta entidad, que funcionó como instituto emisor y como principal banquero de la empresa privada del país.

  El Banco Central de Nicaragua (BCN)

El Banco Central de Nicaragua (BCN) fue creado en base a la Constitución Política de Nicaragua de 1950, artículo 148, numeral 19, y mediante el decreto legislativo N.º 525, Ley Orgánica del Banco Central de Nicaragua, publicado en La Gaceta, Diario Oficial, N.º 211 del 16 de septiembre de 1960. Posteriormente, fue publicada una nueva Ley Orgánica del BCN (Ley N.º 732) en La Gaceta, Diario Oficial N.º 148 y 149 del 5 y 6 de agosto de 2010., realizándose una Reforma a la Ley 732 (Ley N.º 789) publicada en La Gaceta, Diario Oficial del 24 de abril de 2012.

El BCN comenzó a operar en enero de 1961, encargándose de la emisión monetaria que hasta entonces correspondía al Banco Nacional de Nicaragua. Adicionalmente, el BCN asumió funciones de banca de desarrollo, al otorgar financiamiento a las actividades productivas agrícola, industrial y comercial, lo que ocurrió sobre todo durante la década de los sesenta. Asimismo, el BCN inició la divulgación de las principales estadísticas macroeconómicas.

En los años setenta la función del BCN se concentró en la estabilidad monetaria y del tipo de cambio, delimitando el crédito que podía otorgar al Gobierno. En la década de los ochenta, el BCN desempeñó un rol activo proveyendo financiamiento para la banca estatal y el sector público.

En los noventa, los esfuerzos se centraron en la estabilización monetaria, la negociación de deuda externa y en forjar nuevas relaciones con organismos financieros internacionales. En la primera década del nuevo milenio, el BCN apoyó la consolidación de la estabilidad económica reforzando los acuerdos internacionales y mejorando sus sistemas de información y estadísticas. En la segunda década, el BCN afianzó su capacidad para hacer el análisis económico y la investigación, brindando las principales estimaciones de actividad económica, inflación y resto de variables relevantes, afianzando la interlocución con los organismos financieros internacionales y las principales agencias calificadoras de riesgo. También fortaleció su rol en la promoción de la estabilidad financiera y apoyó el diálogo con los sectores productivos que condujeron a uno de los períodos de mayor crecimiento económico y estabilidad que haya tenido Nicaragua en el transcurso de su historia.

Recientemente, en el 2019 el BCN creó nuevos instrumentos de operaciones monetarias para apoyar la estabilidad monetaria y financiera, incorporando la Tasa de Referencia Monetaria como principal instrumento de señalización de la política monetaria y profundizó el mercado monetario para asegurar la fluidez de la liquidez en el Sistema Financiero.

El BCN es una institución que, además de estar enfocado en su objetivo de mantener la estabilidad de la moneda nacional y el normal desenvolvimiento de los pagos internos y externos, realiza acciones de servicios a la comunidad y de promoción cultural y artística.

  De sus instalaciones

El 12 de diciembre de 1964, se inauguró la sede del BCN en un edificio de 15 plantas ubicado cerca de la avenida Roosevelt (ahora avenida De Bolívar a Chávez). Permaneció allí hasta diciembre de 1972, cuando un terremoto dañó las estructuras del edificio. Después del devastador sismo, las dependencias del BCN tuvieron que alojarse en locales provisionales.

En 1976 se trasladó a sus instalaciones actuales en la zona suroccidental de la capital, en las inmediaciones del kilómetro 7 de la carretera Sur. Con el transcurso del tiempo, la infraestructura fue ampliada y modernizada. El BCN también cuenta con extensiones en León y Matagalpa.