Informe de Política Monetaria y Cambiaria a Junio 2022

29/07/2022

El Banco Central de Nicaragua (BCN) publicó el 29 de julio de 2022 el “Informe de Política Monetaria y Cambiaria”, siendo este el primero de esta naturaleza y el que tendrá una periodicidad semestral, publicándose en los meses de enero y julio.

El Informe de Política Monetaria y Cambiaria describe las decisiones y acciones realizadas por el BCN en la formulación y ejecución de la política monetaria y cambiaria del país, según lo mandata la Ley Orgánica del BCN. El informe incluye una descripción de la evolución monetaria y cambiaria reciente y de los principales aspectos del entorno económico y financiero internacional y nacional, así como las perspectivas de indicadores clave, como la actividad económica e inflación.

El informe correspondiente al mes de julio de 2022 indica que, durante el primer semestre de 2022, la política monetaria y cambiaria del BCN se mantuvo orientada a facilitar la intermediación financiera, poniendo a disposición sus instrumentos monetarios para la gestión de la liquidez del sistema financiero, al tiempo que ha realizado ajustes en su política de tasas de interés para guardar consistencia con la evolución de las tasas de interés internacionales y las condiciones monetarias domésticas.

La ejecución de la política monetaria del BCN se desarrolló en un entorno de dinamismo de la actividad económica nacional y de mejora del empleo, no obstante, la inflación nacional continúa siendo presionada al alza por factores externos, relacionados con la persistencia de los problemas de oferta y demanda asociados a la pandemia, los confinamientos en China y el choque geopolítico en Europa del Este. En este sentido, para enfrentar las presiones inflacionarias, los principales bancos centrales del mundo han desencadenado un aumento generalizado de las tasas de interés internacionales. Así, el BCN reaccionó con ajustes en su Tasa de Referencia Monetaria (TRM) en tres ocasiones durante el primer semestre del año pasando de 3.50 a 5.00 por ciento.

Las variables monetarias mantienen un desempeño positivo, los agregados monetarios continuaron creciendo, la demanda de instrumentos financieros del BCN se ha mantenido estable, la Tesorería General de la República (TGR) ha trasladado recursos a sus cuentas en el BCN, se ha fortalecido las reservas internacionales brutas (RIB), el mercado cambiario sigue reflejando una brecha cambiaria baja (por debajo de la comisión por venta de divisas del BCN del 2%), y la mesa de cambio del BCN ha registrado compras netas de divisas.

Respecto a la producción y el empleo, las perspectivas son positivas, esperándose que la actividad económica siga reencausándose hacia un crecimiento económico sostenido en el mediano plazo. Así, el BCN mantiene el rango de crecimiento proyectado del PIB de 2022 en 4.0 – 5.0 por ciento, tomando en cuenta la evolución positiva de la actividad económica doméstica en lo que va del año.

Asimismo, el BCN espera que las presiones inflacionarias se moderen en el segundo semestre, estimándose un rango de proyección de la inflación para 2022 de entre 7.0 – 8.0 por ciento, sustentado principalmente en la disminución del impacto de los factores externos que están influyendo sobre la inflación nacional, y, a nivel doméstico, por las buenas perspectivas de un ciclo de producción agropecuario estable, que contribuiría a la estabilidad de precios.

En este contexto, el BCN continuará adecuando su política de tasas de interés realizando ajustes en la Tasa de Referencia Monetaria y en las tasas conexas en correspondencia con la evolución de las tasas de interés internacionales y las condiciones monetarias internas, con la intención de ubicarla en un rango de entre 6-7 por ciento. Se considera que el nivel de la TRM proporciona margen para continuar apoyando la intermediación financiera, favoreciendo la movilización del crédito hacia los sectores productivos. En este sentido, se espera que el saldo de numerario, o efectivo en poder del público, finalice el año en 39,907.3 millones de córdobas y que el nivel de reservas internacionales se mantenga en torno a 4,300 millones de dólares, equivalente a un nivel de cobertura de 2.7 veces la base monetaria, que sustenta la estabilidad del régimen cambiario.

Para finalizar, el informe indica que la economía está expuesta a riesgos, especialmente a los relacionados a la incertidumbre a nivel global. No obstante, también existe el mitigante que Nicaragua presente un dinamismo mejor al previsto, como resultado de la dinámica de los flujos externos y de los impulsos a nivel doméstico, lo que estaría soportado por un adecuado marco de políticas.

Informe de Política Monetaria y Cambiaria a Junio 2022

   Versión PDF

Notas de Prensa
orden: 
10