Esquema y Formulación de la Política Monetaria y Cambiaria


Acciones de Política MonetariaInstrumentos MonetariosTRMTabla mensual de deslizamientoInforme Monetario


Esquema de Política Monetaria y Cambiaria

Formulación de la Política Monetaria y Cambiaria

  Esquema de Política Monetaria y Cambiaria

La formulación y ejecución de la política monetaria y cambiaria es competencia exclusiva del Banco Central de Nicaragua (BCN).

El Banco determina y ejecuta la política monetaria y cambiaria atendiendo a su objetivo de estabilidad de la moneda nacional. Este objetivo central opera a través de tres objetivos intermedios, cada uno con sus instrumentos y principales variables de seguimiento. Esquemáticamente, puede representarse de la siguiente manera:

  Objetivo: Estabilidad de la moneda nacional


El esquema está supeditado a la utilización del deslizamiento del tipo de cambio como ancla nominal de los precios y de las expectativas, por lo que la política monetaria debe de utilizar sus instrumentos para asegurar los niveles adecuados de reservas internacionales que lo soporten, así como favorecer la liquidez del sistema financiero que sea consistente con los anteriores objetivos.

Así, mediante la política cambiaria el BCN incide directamente sobre los precios internos, que adicionalmente se determinan por las variaciones de los precios internacionales y por otros factores que afectan la oferta y demanda de bienes y servicios nacionales que no están bajo el control de la autoridad monetaria.

Este esquema introduce rigideces, siendo la principal la capacidad limitada de emisión monetaria y de absorción del tipo de cambio ante perturbaciones internas y externas. Sin embargo, ha funcionado razonablemente bien para la economía nicaragüense desde 1993, favoreciendo la estabilidad de precios, y se considera que continúa siendo el adecuado en las actuales condiciones.

El esquema de política monetaria y cambiaria también puede reformularse para alcanzar un objetivo cambiario que favorezca la competitividad externa operando ajustes en el deslizamiento, o bien, para alcanzar un objetivo de estabilidad financiera operando ajustes en la liquidez, flexibilizándose así el objetivo de estabilidad de precios, a como ya ha ocurrido en la experiencia nacional pasada y reciente. En otras palabras, el objetivo de estabilidad de la moneda nacional se puede alternar entre: estabilidad de precios, estabilidad cambiaria y estabilidad financiera. El siguiente esquema resume la priorización que en diferentes momentos puede asignarse al objetivo central de estabilidad de la moneda nacional.

En la experiencia reciente, la estabilidad cambiaria para anclar expectativas, y así obtener una inflación baja y estable, es la intención de política monetaria y cambiaria que prevalece.

  Formulación de la Política Monetaria y Cambiaria

El BCN determina la política monetaria y cambiaria mediante la aprobación del Programa Monetario Anual por parte del Consejo Directivo del Banco. En este programa se establece la tasa de deslizamiento del Córdoba con respecto al Dólar.

Además, en el Programa Monetario se establece una meta anual y trimestral de reservas internacionales que asegure una cobertura adecuada de reservas internacionales brutas a base monetaria. Así, los niveles de reservas internacionales sustentan la trayectoria predeterminada del tipo de cambio oficial.

En el Programa Monetario también se fijan metas de crédito interno neto y se favorece la liquidez del sistema financiero mediante la programación de operaciones de liquidez en diferentes plazos.

Esta formulación requiere de una rigurosa coordinación con la política económica y fiscal del Gobierno, ya que las operaciones del Gobierno con el BCN inciden sobre la liquidez agregada. La coherencia de políticas y la coordinación de la formulación del Programa Monetario del Banco y de las formulaciones y programaciones presupuestarias institucionales, se vinculan a través del Programa Económico Financiero (PEF) que se publica con el Presupuesto General de la República en octubre de cada año.